El estudio “El Mercado Laboral de las Personas Discapacitadas 2017”, elaborado por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl), y sobre el que la agencia ICAL ha remitido información, refleja que la contratación a personas con discapacidad ha crecido un 54,9% en los últimos cuatro años en Castilla y León, el doble de crecimiento del resto del país.

En el año 2017 se registraron un total de 16.971 contratos, aunque todavía solo representan el 1,8% de los contratos firmados en la comunidad. Los datos del estudio muestran el crecimiento respecto a años anteriores: 10.950 contratos en 2014, 12.811 en 2015 y 15.050 en el año 2016.

Respecto a las provincias, Ávila es la que más crecimiento ha mostrado en el empleo de las personas con discapacidad, pasando de 674 a 1.164. Las cifras del resto de provincias pueden observarse en el siguiente gráfico:

Sobre el total de las contrataciones, un 91,8% fueron contratos temporales, frente a poco más de un 8% de contratos indefinidos. Además un 39.17% de los contratos fueron eventuales o de circunstancias en la producción y un 34,66% fueron de obra y servicio. Sin embargo, al analizar los datos desde el año 2014 sí que hay un incremento del 94,10% en los contratos indefinidos, y del 52,26% en los contratos temporales.

Respecto a la contratación por sexos, en el año 2017 se registran más contratos a hombres con discapacidad (10.284 y un 2,19% respecto al total de contratos masculinos en la comunidad) que a mujeres (6.687 contratos en 2017 y un 1,48%respecto al total de contratos femeninos en Castilla y León). Aunque la evolución desde 2014 muestra un incremento del 50% en la contratación masculina a personas con discapacidad y un 62,85% en la femenina.

El sector servicios es el que mayor número de contratos a registrado a personas con discapacidad (13.154), seguido del sector industrial (2.927), construcción (569) y agricultura (49). Si se específica por subsectores, las actividades de administración y servicios auxiliares son las que más contratos otorgaron a personas con discapacidad (3.944), seguido de la industria manufacturera y la hostelería.